Ud. está aquíInicio / Scherzo / XXXI / Scherzo, Enero 2016, Año 31, No. 314

Scherzo, Enero 2016, Año 31, No. 314


Fahmi Alqhai. El barroco como aventura.

Imagen Portada

NOTICIAS

15/12/2017 | L'Aphothéose presenta un videoclip para cerrar el año Telemann 
15/12/2017 | Frank Peter Zimmermann, este fin de semana, con la OBC 
15/12/2017 | La Orquesta RTVE interpreta "El Mesias" en su Concierto de Navidad 


OPINIÓN | Audacia contra cautela

Audacia contra cautela

El Teatro Real ha presentado lo que serán las líneas maestras de las celebraciones de su segundo centenario, del que nos hacíamos eco en el editorial del nº 310 de SCHERZO. Junto a esos complementos casi indispensables en este tipo de celebraciones, destaca sobremanera el anuncio de las novedades que las tres próximas temporadas va a ofrecer el teatro en sus programaciones conmemorativas. Presentarlas todas con la antelación que lo ha hecho el Teatro Real es un ejercicio de audacia que, conociendo la profesionalidad de Joan Matabosch, tiene todos los visos de hacerse realidad.



ENTREVISTA | Fahmi Alqhai

Fahmi Alqhai

Aclamado intérprete, director de éxito al frente de la Accademia del Piacere y responsable artístico del Festival de Música Antigua de Sevilla, Fahmi Alqhai es un referente ineludible en España y fuera de nuestras fronteras. El violagambista sevillano, tras el triunfo rotundo de su último espectáculo, À l’Espagnole, aguarda la aparición de su próximo disco, dedicado a la música de Bach, el cual contiene la primera transcripción para su instrumento de la chacona de la Segunda partita. Con ello, Alqhai confía en abrir nuevos caminos en el universo de la viola da gamba.



DOSIER | Mestizajes

Mestizajes

Unas relaciones musicales no tan peligrosas



CON NOMBRE PROPIO | Barrie Kosky

Barrie Kosky

Con el arribo de Barrie Kosky como intendente y director general en la temporada 2012/2013 se ha alterado en muchos sentidos la visión de la Komische Oper de Berlín. Glamur, entretenimiento, extraña alegría de vivir y un chirriante mundo de transgresiones han entrado en la sala de la calle Behrens. Hay que divertirse con las puestas de Kosky, naturalmente, y en especial respecto a las operetas y las comedias musicales. (...)