Ud. está aquíInicio / Scherzo / XXVI / Scherzo, Marzo 2011, Año 26, No. 261

Scherzo, Marzo 2011, Año 26, No. 261


Carlos Kalmar, aire fresco para la OSRTVE

Imagen Portada

NOTICIAS

12/12/2017 | CRÍTICA / Música instrumental novohispana 
12/12/2017 | El Cuarteto Quiroga vuelve al Auditorio Nacional 
12/12/2017 | La Fundación Juan March homenajea a Sopeña 


DISCOS | Premios ICMA 2011

Premios ICMA 2011

En el verano del pasado año se creaban los ICMA —International Classical Music Awards— como sucesores de los fenecidos MIDEM Classical Awards. En su nueva andadura, los premios siguen siendo concedidos por algunos de los más importantes medios de comunicación europeos —revistas y emisoras de radio— especializados en música clásica. La gran novedad ha sido el que para obtenerlos no es necesario presentarse a ellos. Todos los discos que llegan a las redacciones de los medios con representación en el jurado son ya, simplemente por eso, candidatos a un ICMA en la correspondiente modalidad.



ENTREVISTA | Carlos Kalmar

Carlos Kalmar

Hace un año la Orquesta Sinfónica y Coro de RTVE hacía público el nombramiento de Carlos Kalmar (Montevideo, 1958) como su nuevo titular para las cinco próximas temporadas. Tras los años bajo la rectoría de Adrian Leaper, para quien Kalmar no regatea elogios, la formación del ente público inicia con el director uruguayo de origen austriaco una etapa que sólo cabe calificar de decisiva.



OPINIÓN | Memoria

Memoria

El dosier de este número de SCHERZO está dedicado a lo que el director de orquesta José Luis Temes, que colabora en el mismo, ha denominado “La generación rota”. El pretexto, como tantas veces, es el cronológico —efemérides referidas a Jesús Guridi y Oscar Esplá— pero, como tantas otras, la mera cronología se ve superada por el contexto, los antecedentes y las consecuencias de ese mismo tiempo en el que viven los miembros de esa generación. Un tiempo que los formó y los aglutinó y también una Historia, esta con mayúsculas, que los aventó cruelmente cuando no acabó por devorarlos.