Ud. está aquíInicio / La pena de muerte llega al Real de la mano de "Dead Man Walking"

La pena de muerte llega al Real de la mano de "Dead Man Walking"


24-I-2018.- En 1993, la hermana Helen Prajean publicó un libro en el que narraba su experiencia como asistente espiritual de un preso en el corredor de la muerte. En tan solo dos años, este libro se convirtió en un best seller y fue adaptado al cine con el largomentraje Pena de muerte, que le valió el Oscar a Susan Sarandon. Ya en el año 2000, el compositor Jake Heggie estrenó su primera ópera: Dead Man Walking, que traslada esta misma historia al escenario de un teatro de ópera. 

Ahora esta ópera llega a Madrid, donde se podrá ver primera vez a partir de este viernes, y que estará protagonizada por Joyce DiDonato y el barítono Michael Mayes, veterano interprete de la ópera en distintas producciones en Estados Unidos.

Desde su estreno en el 2000, se han ofrecido más de 300 funciones en todo el mundo "una de las operas con una trayectoria más sorprendente de los últimos años: Ya ha pasado por más de 50 teatros internacionales y sabemos que esto no ha hecho más que empezar", comentó ayer a la prensa el director artístico del Real que añadió: "Es un artefacto teatral absolutamente devastador".

La dirección musical corre a cargo de Mark Wigglesworth, que debuta en el coliseo madrileño, mientras que la escénica es de Leonard Foglia, profundo conocedor de las óperas de Jake Haggie, con quien colabora habitualmente.

Wigglesworth explicó que esta obra "tiene muchos elementos de una ópera tradicional, porque va de amor y muerte" una ópera "muy natural"en la que la "música siempre sale del texto, nunca piensas que la música esta impuesta ya que está intrínsecamente vinculada a la historia".

Con su puesta en escena, el objetivo de Foglia "era dar una representacion visual a la emocionalidad de la partitura, representar el viaje de Sister Helen paso por paso".

Para DiDonato este papel le "ha cambiado" ya que todo lo que hace la protagonista "lo hace de una forma humilde, desinteresada. Y pienso, ¿Si ella pudo hacerlo, por qué no yo? Si ella es una persona totalmente normal", Mientras que Mayes aseguró que "esta ópera nos lleva a lugares del corazón donde muchas veces no queremos entrar".