Ud. está aquíInicio / Ha muerto Oliver Knussen

Ha muerto Oliver Knussen


La noticia ha dejado descolocado al mundo de la música, sobre todo en Gran Bretaña. Hace tan solo dos semanas estaba dirigiendo en el Festival de Aldeburgh, entre otras cosas el estreno absoluto de la obra de Philip Cashian The Book of Ingenuous Devices, y hoy se ha hecho pública la triste noticia del fallecimiento del compositor y director de orquesta Oliver Knussen, una de las figuras más relevantes de la escena musical contemporánea en las Islas británicas y en Europa entera.

Aunque escocés de nacimiento (Glasgow, 1952) Knussen se formó en Londres, ciudad con la que ha mantenido estrechos vínculos durante su dilatada carrera. A la edad de 15 años la London Symphony Orchestra (de la que su padre era principal contrabajista) estrenó su primera sinfonía, y en 1998 tomó las riendas de la mítica London Sinfonietta, el conjunto británico especializado en música actual, titularidad que ostentó hasta 2004. Knussen tuvo también una intensa relación con las orquestas de la BBC. Entre 1983 y 1998 fue director artístico del Festival de Aldeburgh, el evento musical veraniego fundado por Benjamin Britten y Peter Pears, con el que ha seguido manteniendo una estrecha relación, como ya se ha indicado, hasta poco antes de su muerte.

Su legado es amplio, tanto en su faceta de creador como en la de intérprete. Como compositor, Knussen escribió tres sinfonías, dos óperas y un gran número de obras orquestales, vocales, camerísticas y concertantes. Como intérprete fue un decidido campeón de la música contemporánea, con especial -aunque no única- dedicación a la producida en Gran Bretaña; sus grabaciones para sellos como Deutsche Grammophon, Decca, Virgin, NMC u Ondine nos han permitido conocer y disfrutar de un gran número de estrenos, en lo que resultó ser una carrera audaz y comprometida con la música viva.

En Inglaterra el impacto que ha producido la noticia de su inesperado fallecimiento está siendo enorme.