Ud. está aquíInicio / El Royal Ballet vuelve a España tras ocho años de ausencia para traer su nuevo "Lago de los cisnes"

El Royal Ballet vuelve a España tras ocho años de ausencia para traer su nuevo "Lago de los cisnes"


17-VII-2018.- Hace exactamente ocho años de la última visita del Royal Ballet de Londres a nuestro país. Entonces presentaron La bella durmiente en el Gran Teatre del Liceu, protagonizado, entre otros, por la madrileña Tamara Rojo.

Desde 2010 la formación británica, poco dada a los grandes tours, no había vuelto a España. Ahora, la compañía inglesa trae al Teatro Real —escenario que no pisa desde noviembre de 1997— su nuevo Lago de los cisnes, que estrenó el pasado 17 de mayo en Covent Garden y que por primera vez llevaal extranjero. Madrid ha sido la única ciudad elegida para ofrecer esta nueva superproducción, de la que se ofrecerán un total de seis funciones desde mañana y hasta el sábado.

El joven Liam Scarlett firma la coreografía, de la que hace una revisión del original, con la que pretende "homenajear a Chaikovski y a la coreografía de Marius Petipa y Lev Ivanov".

"He sido muy fiel, he respetado el segundo acto y hay una gran intervención coreografía tanto en el primer como en el cuarto acto, pero me aseguré de que encajasen y se mezclase de forma coherente con el reino de Ivanov y Petipa", ha explicado a la prensa Scarlett.

Esas modificaciones sobre el original de 1876 tienen como objetivo contestar preguntas y ofrecer un mayor contexto. "Muchas producciones te lanzan a la historia, a un mundo totalmente extraño y que no comprendemos, yo quería que tuviera sentido desde un principio", añade el joven británico.

Uno de los personajes que más se ve afectado por estas modificaciones es el del Príncipe Siegfried. En esta nueva puesta en escena se le reclama un mayor trasfondo emocional, según explica el bailarín estrella Vadim Muntagirov, que protagonizará mañana la primera función junto a la argentina Marianela Núñez.

"Es muy interesante el enfoque que da Liam. El primer acto es triste porque mi padre se acaba de morir, para mí esa es la diferencia. No enseño tanto al público cuán triste estoy, pero sí que se debe sentir", comenta el ruso. Muntagirov también destaca que hay una nueva variación al final del primer acto, en la que hace patente su tristeza y pavor por la responsabilidad, y que ejerce de transición entre el primer y segundo actos, unidos en esta producción.

Por su parte, la intérprete argentina asegura sentirse incapaz de decir si se siente más segura como Odette u Odile: "Llegados a este punto de mi carrera, me siento realmente cómoda en los dos. Es una de las obras más difíciles para bailarina, no solo en el aspecto interpretativo —por el contrate de los dos papeles—, sino que también es todo un reto fisico".

Esta nueva puesta en escena sutituye a la producción que el Royal tenía desde 1987, con coreografía de Anthony Dowell, y cuyo elemento más característico es que los cisnes cambiaron el tradicional tutú de plato por una falda.

Según el director de la compañía, Kevin O'hare el Lago de los cisnes que se presenta ahora en Madrid es "tradicional, pero se siente fresco y vibrante para el público" y, en él, volverán los emblemáticos tutús blancos. "Es un riesgo, pero era importante que esta generación de bailarines tuviese su propio Lago", añade O'Hare.

La Orquesta Titular del Teatro Real, dirigida por Koen Kessels, será la encargada de interpretar la famosa partitura de Chaikovski. Los papeles principales de Odette/Odile y Siegfried cobrarán vida de la mano de las estrellas de la compañía Marianela Núñez y Vadim Muntagirov (18 y 22 de julio), Yasmine Naghdi y Matthew Ball (19 de julio), Sarah Lamb y Ryoichi Hirano (20 de julio), Akane Takada y William Bracewell (21 de julio a las 17 horas), y Yasmine Naghdi y Federico Bonelli (21 de julio a las 22 horas).