Ud. está aquíInicio / El musicólogo y violinista Javier Lupiáñez descubre la primera sonata de Vivaldi

El musicólogo y violinista Javier Lupiáñez descubre la primera sonata de Vivaldi


El musicólogo y violinista español afincado en Holanda Javier Lupiáñez ha descubierto la primera obra conocida de Vivaldi en una biblioteca en Dresde. Se trata de una sonata que ha grabado en el sello discográfico Ayros y con la que se arroja algo de luz sobre los años que vivió el genio italiano como estudiante, antes de que alcanzara celebridad.  

El violinista melillense descubrió esta obra en 2014, cuando estaba preparando un programa basado en piezas de autores desconocidos para interpretarlo con su grupo, el Ensemble Scaramuccia. 

"Me puse a leer obras del archivo de Dresde, que está digitalizado. Pudimos leer como 72 sonatas anónimas", explica el músico a Efe.

De entre ellas, surgió la posibilidad de que una fuera del italiano. Por ello, cambió la tesis de su máster y decidió estudiarla. "Teníamos que comprobar la fuente en sí. La partitura tiene una marca de agua que, si se pone a trasluz, se ve quién es el fabricante y de dónde viene el papel", comenta. 

Así, la Sonata en Trío en Sol Mayor, catalogada como RV 820 y procedente de Ansbach, ciudad donde vivió uno de los maestros de Vivaldi, Giuseppe Torelli, nos presenta a un joven Vivaldi influenciado por los maestros del siglo XVII como Corelli o Bonporti, pero en el que ya es posible reconocer el genio y la originalidad del Prete rosso.

Esta es la primera obra que compuso, cuando a penas contaba con 23 años, y actualmente forma parte de la colección de Pisendel en Dresde, una de las más amplias del genio italiano, solo por detrás de la de Turín. Un descubrimiento muy importante para comprender las raices del estilo vivaldiano, y comprender el viraje en el gusto musical que se produjo entre los siglos XVII y XVIII.