Ud. está aquíInicio / Septiembre 2017 / Opinión / El dedo envenenado

El dedo envenenado



El dedo envenenado

Esto de ser director de orquesta es, en España, un sinvivir. Si no te nombran, mal. Si te nombran, de titular en algún puesto, quiere decirse, peor, porque no trabajas y como le decía Sergiu Celibidache a un alumno suyo que le escuchaba perplejo: “Usted lo que necesita es dirigir mucho”. “Pues sí, maestro. ¿Y de dónde saco la orquesta?”, le respondía él, que ahora tiene una y ha sabido aprovecharlo tras años de dificultad. Es verdad que directores de orquesta hay menos que albañiles, médicos o hasta notarios y que la relación entre oferta y demanda es de un desequilibrio deprimente para los aspirantes al puesto. Y que los sistemas de acceso a la profesión son falibles desde el punto y hora que ni el despotismo ilustrado ni la democracia asamblearia garantizan el acierto de la elección. El primer sistema citado se utilizó para la contratación de David Afkham como titular de la Orquesta y Coro Nacionales de España con éxito extraordinario. Es verdad que había un flechazo de esos que surgen desde el primer momento cuando el amor surge de la admiración profesional, lo mismo que sucedió en la Orquesta Sinfónica de Galicia con Dima Slobodeniouk, uno y otro dos de los mejores directores de su generación en el mundo adelante. Orquesta ha habido también que se ha servido de una comisión formada por el comité artístico de la misma y expertos externos que han juzgado a sus candidatos, a los que todo el público pudo ver a lo largo de la temporada, en democrática votación.

Ahora la Orquesta de Valencia ha fichado a Ramón Tebar al parecer casi por sorpresa, lo que ha motivado el consiguiente revuelo, centrado en quienes lo eligieron y el propio elegido, al que se le ha llegado a pedir desde la prensa que renuncie porque el procedimiento ha sido dudoso en tanto en cuanto ni ha dirigido nunca a la OV ni los profesores de esta —que a su vez insistieron en quitarse de encima a Yaron Traub— fueron consultados, lo que, si es cierto, está muy mal y no costaba nada empezar mejor. Las orquestas son como son y, más allá de lo discutible del proceso, hasta la valenciana quizá acaba por enamorarse de Tebar, un buen maestro que, al menos, y que se sepa, tiene la ventaja de no pertenecer a la familia de ningún personaje público, como le sucede a quien se anuncia como David Azagra pero es hermano del líder socialista Pedro Sánchez. Azagra, el nuevo coordinador de actividades de los conservatorios extremeños y, por tanto, director de las orquestas que estos organizan. Intereconomía.com titulaba: “Pedro Sánchez coloca a su hermano en la Diputación de Badajoz”, aunque en el interior de la noticia se reprodujera poco más que un despacho de agencia sin hacer referencia a la maldad intrínseca del aspirante, consistente en ser hermano de su hermano. ¿Lectura del hecho? El señor Azagra, por mucho currículo que tuviera, jamás podría ser considerado candidato idóneo para nada allá donde hubiera una administración de mayoría socialista, ello por encima de cualquier mérito juzgado idóneo por un tribunal, naturalmente, comprado por la autoridad reinante, cosa impensable en el otro lado del espectro político o incluso en su extremo más a la izquierda, como todo el mundo sabe. Debiéramos esperar que alguno de los restantes candidatos impugne la elección y si no es así a lo mejor resulta que Azagra ganó en buena lid, lo que no le garantiza que no esté tocado de ala y sea digno de toda sospecha de ahora en adelante. Lo mejor, el exilio.

(Editorial publicado en el nº 332 de la revista SCHERZO, septiembre de 2017)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualquiera de las secciones en la que la hemos dividido: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2 Euros, solo disponibles en PDF).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter