Ud. está aquíInicio / Marzo 2018 / Noticias / CRÍTICA / Sones andaluces

CRÍTICA / Sones andaluces


Córdoba. Teatro Góngora. 01-III-2018. Orquesta de Córdoba (OC). Trinidad Álvarez Beltrán "La Trini", cantante. Director: Lorenzo Ramos. Obras de Álvarez Beigbeder, Lamote de Grignon y Falla.

José Antonio Cantón

Con motivo del día de Andalucía, la OC ha ofrecido su habitual concierto conmemorativo con un programa que ha tenido como referencia los sones de esta región de España singularizados en la universal música de El amor brujo de Manuel de Falla, y dos obras de inspiración popular española y andaluza como Caprichos de España, del músico jerezano Germán Álvarez Beigbeder, e Hispánicas, del compositor barcelonés Joan Lamote de Grignon, coetáneos ambos en la primera mitad del siglo XX.

Lorenzo Ramos [en la foto] ha destacado en todo momento el carácter bailable de cada una de las cuatro danzas que integran la obra de Álvarez Beigbeder, acentuando el ritmo saltarín de la jota inicial para modularlo con el más sereno de la Serrana que le sigue. Imprimió jovial acento a las Sevillanas que preceden a las Soleares finales, que dirigió siguiendo un sutil estilo jaleo lo que hizo muy agradable su escucha.

La obra de Lamote de Grignon permitió un mejor lucimiento de la orquesta dado el mayor grado de elaboración musical de las dos piezas que la componen. A la primera, titulada Cataluña, Lorenzo Ramos la condujo de manera cadenciosa destacando el lirismo del romance en la que se basa, El testament d'Amelìa, una canción tradicional catalana en compás ternario que el compositor tiende a evocar constantemente con cierta melancolía. En la segunda, el cuadro sinfónico Andalucía, se pudo percibir la brillantez de los sones del sur de España desde el rico tratamiento orquestal de esta página, la más lograda de Hispánicas, proyecto de una amplia suite que habría de contener varias composiciones dedicadas a las distintas regiones españolas.

El concierto completaba su finalidad con una interesante interpretación de la versión de 1925 de El amor brujo de Manuel de Falla, con la participación de la cordobesa Trinidad Álvarez Beltrán en su faceta castiza de la airada cantaora que pide el compositor en esta creación señera de su catálogo. Su apasionada intervención en Canción del amor dolido dejaba claro su compromiso gitano con este pasaje, que volvió a manifestarse en el Círculo mágico y en la Canción del fuego fatuo donde sacó ese temperamento desgarrado de la protagonista, Candela, que tanta admiración produce desde el estreno de esta gitanería por Pastora Imperio en 1915. Dada la potencia vocal de "La Trini", se podía haber prescindido de la amplificación, hecho que en algunos momentos rompía el deseable equilibrio de sonido con la orquesta. La escena final, Las campanas del amanecer, confirmó una interpretación en la que Lorenzo Ramos manejó la orquesta con determinación y musicalidad, identificándose con el singular arte jondo que impregna el más genuino cante de Andalucía.      

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter