Ud. está aquíInicio / Abril 2018 / Noticias / CRÍTICA / Entendimiento y sentimiento

CRÍTICA / Entendimiento y sentimiento


Jaén. Nuevo Teatro Infanta Leonor. 04-IV-2018. LX Concurso Internacional de Piano de Jaén. Paul Lewis, piano. Obras de Beethoven, Brahms y Haydn.

José Antonio Cantón

Continuador de la mejor tradición pianística británica que, por poner dos ejemplos, tuvo insignes figuras internacionales como Clifford Curzon y John Ogdon pertenecientes a dos sucesivas anteriores generaciones, Paul Lewis, que se inscribió en el trigésimo sexto Concurso Internacional de Piano 'Premio Jaén' de 1994 sin llegar a concursar, ha inaugurado la sexagésima edición de este certamen con un recital muy bien pensado dedicado a la memoria de los pianistas Rosa Sabater y Javier Alfonso, en el que ha querido hacer una sustancial muestra de música para piano de la mejor tradición centroeuropea. Concentrar en una velada a Beethoven, Brahms y Haydn significa una satisfacción para el buen aficionado a este instrumento rey del periodo romántico.

Empezó su actuación con las Bagatelas op. 119 de Beethoven a modo de una introducción íntima en la que se pudo apreciar la mágica simplicidad de las once piezas que la integran. Lewis quiso dejar su impronta de fino estilista en cada una de ellas tratando de realzar esa delicadeza de canto que, servida con una capacidad de articulación y fraseo realmente irreprochable, apuntaba al pianismo de Schubert. Se notaba la pátina de Alfred Brendel en su modo de tocar, destacando en la forma de exponer la serenidad del tempo que tiene la última, acentuando con sutil pulsación el improvisado encanto de su melodía, no sin antes dejarnos una muestra de intensa energía en el final de la séptima.

Otras ideas que podrían haber acompañado a los dos conceptos del título de este comentario serían, sin duda, la gracia, nobleza y sencillez con la que este pianista propone el sentimiento musical que inspira el clasicismo. Nada mejor para demostrar tal capacidad fue su interpretación de una de las más famosas sonatas de Haydn como es la Número 59 en Mi bemol mayor Hob. XVI:49, llegando a uno de los momentos más logrados del recital como fue el diálogo alcanzado en el trío de su Andante central. Lewis, después de esta exaltación emocional, quiso evocar el sonido del pianoforte con una pulsación sugerente a la vez que determinante en el crecimiento expresivo que pide el danzante movimiento Finale, destilando elegancia en cada nota.

El espíritu de su mentor y maestro Alfred Brendel pudo traslucirse en su interpretación en la Sonata nº 47 en Si menor Hob. XVI:32 del mismo autor, obra con la que abría la segunda parte de la velada. Después de una impecable lectura de los dos primeros movimientos, de modo especial el minueto central, Lewis hizo todo un alarde de concentración en el Presto con el que concluye la obra modulando su arrebatado ritmo con gran tensión expresiva.

Para terminar eligió Klavierstücke op.119 de Johannes Brahms como ese otro pilar donde sustentar la ideal estructura del programa que en su inicio había ocupado Beethoven. Paul Lewis transmitió con verdadera emoción la melancolía que contiene el primer intermedio dando una lección de cómo hay que entender ritardando en el tempo lento de una obra, llevando al límite tal indicación sin perder en momento alguno sentido y medida. Controló con maestría la agitación sincopada que exige el segundo intermezzo, escrito en la tonalidad menor de Mi, sabiendo evocar el carácter de sugerente vals de su episodio central, volviendo a demostrar la noble distinción de su sonido. Del tercero sacó toda la gracia y alegría que contiene con una suavidad de factura que llevaba a recordar ese sentimiento y entendimiento propios de los grandes "brahmsianos" como Julius Katchen o Radu Lupu, cualidad que tuvo su refrendo en la interpretación de la rapsodia final, expresada con elevada emotividad heroica.

Ante los cerrados e insistentes aplausos del público, Paul Lewis hizo un bis de Beethoven y otro de Schubert en línea con la estética marcada en el programa, dejando para el recuerdo uno de los mejores conciertos inaugurales del certamen pianístico jienense de la última década.

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter