Ud. está aquíInicio / CRÍTICA / De Leipzig a Torrelodones

CRÍTICA / De Leipzig a Torrelodones


Torrelodones. Teatro Bulevar-Casa de Cultura. 1-IV-2017. FEMAT. Tiento Nuovo. Director: Ignacio Prego. Obras de Bach, Haendel, Telemann, Fasch y Vivaldi.

Eduardo Torrico

Siempre es una buena noticia el nacimiento de un festival de música. En este caso, estamos ante otro más de música antigua, que viene a satisfacer la cada vez cada mayor demanda de este repertorio existente en la región de Madrid. El parto ha sido en Torrelodones y, aunque modesto en estos inicios, deja traslucir sus altas pretensiones de futuro. El director artístico es el clavecinista Ignacio Prego, quien precisamente abrió el festival con su grupo, Tiento Nuevo, en un concierto que llevaba un evocar título: "Una noche en el Zimmermann". Obviamente, el Zimmermann era el café de Leipzig en el que Johann Sebastian Bach, con la llegada del buen tiempo, dirigía cada semana obras camerística al frente de una pequeña formación orquestal.

El programa estuvo formado por obras del propio Bach (Sonata para violín y continuo en Sol Mayor BWV 1021), de su compadre Telemann (Sonata en trío en La menor TWV 42:a1), de su buen amigo Fasch (Sonata en trío en Do menor FWV N:c2I) y de sus muy admirados Haendel (Sonata en trío en Sol menor op. 2 nº 2 HWV 387) y Vivaldi (Sonata para violonchelo y continuo en Si bemol mayor RV 42 y Sonata en trío en Re menor op.1 nº 12 RV 63, "La Follia"). Y la orquesta estuvo integrada por los violinistas Hiro Kurosaki y Emmanuel Resche y por la violonchelista María Martínez, todos ellos con amplia trayectoria y no menos amplio reconocimiento internacional.

La magnífica acústica del Teatro Bulevar de la población serrana fue un perfecto colaborador de Tiento Nuevo en sus depuradas lecturas, llenas de hondura y lirismo (a pesar de algún que otro sonido ácido en el violín de Kurosaki), que plasmaron con brillante imaginación lo que pudieron ser aquellas veladas musicales vespertinas en el cafe lipsiense. La formidable eclosión de jovenes músicos y de grupos españoles especializados en el Barroco necesita espacios para continuar con su expansión, por lo que el estreno del  Festival de Música Antigua de Torrelodones (FEMAT) ha de ser a la fuerza acogida con entusiasmo.