Ud. está aquíInicio / Mayo 2017 / Actualidad / ¿Qué pasa (en España) con el Jazz?

¿Qué pasa (en España) con el Jazz?



¿Qué pasa (en España) con el Jazz?

No quiero ser melodramático, aunque sé que voy a sonar así. Hace ya muchos años que escribo sobre música en España, mayoritariamente sobre jazz, y este país me rompe el corazón. ¿Qué nos pasa con el jazz? ¿Qué le pasa a quien corresponda —que, lo sé, son muchos, y en muy diferentes posiciones del ecosistema musical— para que haya una fractura tan marcada entre el jazz y su público potencial? Porque la cantinela de que el jazz no es popular o de que es una expresión creativa muy exigente para el público general ya no cuela. Si algo nos ha enseñado el siglo XXI es que solo hay que saber usar los transmisores adecuados para alcanzar una audiencia interesada, es decir, que hay público para todo, si quien tiene que hacerlo sabe comunicarse con ella. 

Y sin embargo, nuestro país se mantiene como una especie de núcleo blindado que repele la actualidad de la escena jazzística nacional e internacional —más allá de los mismos grandes nombres de siempre— mostrando un tejido profesional de una pobreza impensable en otros países europeos, que abarca desde los responsables públicos de cultura en ayuntamientos y diputaciones a los festivales de diferentes tamaños, programadores, medios de comunicación públicos y privados, etc. Una pobreza que impacta inevitablemente en el público, que ni sabe, ni tiene por qué saber: lo que quiere es que se lo cuenten, que le ofrezcan opciones diferentes y de calidad. Y aclaremos una cosa, por si alguno de ustedes conoce mi trayectoria profesional: sé que personalmente he escrito mucho sobre jazz de vanguardia e improvisación muy libre que, de buenas a primeras, podríamos decir que no es para el gran público. Pero no estoy hablando aquí de eso, sino de jazz accesible, en el mejor sentido de la palabra; de música brillante y creativa que puede encandilar a una audiencia no especializada sin esfuerzo, si alguien les da a ambos (música y público) la oportunidad de conocerse.

Cruzando emails con una cantante de jazz comentamos su último disco, un muy interesante registro con músicos de alto nivel aparecido hace ya más de un año. Me cuenta que en total han hecho cuatro conciertos con el proyecto, y que, tras meses de búsqueda, no salen más. Perdonen que insista: no estoy hablando de alguien que pasa por ahí, de músicos fronterizos o de jóvenes artistas que aún han de forjar su carrera para poder acceder a los escenarios, sino de profesionales consumados, de grandes nombres del panorama jazzístico nacional. Déjenme que cite sus palabras, y díganme que no les rompe el corazón: “La toalla ya la tiré. O el contexto me retiró, o mi capacidad musical, o la sociedad, o el mercado, o el panorama musical de este pequeño país…Y seguiría”. Yo también podría seguir, sí. 

Entonces, ¿qué demonios pasa en España? (...)

Yahvé M. de la Cavada
(Comienzo del artículo publicado en la sección de Jazz del nº 329 de Scherzo, de mayo de 2017)

En la Tienda de Scherzo puede adquirir la revista completa del mes en formato PDF (precio: 4 Euros) o en papel (precio: 7,50 Euros) así como cualquiera de las secciones en la que la hemos dividido: Dosier o Discos (precio de cada sección: 2 Euros, solo disponibles en PDF).

También está disponible la suscripción online (precio: 40 € / 11 números)

Más sobre

Discos excepcionales Scherzo
El tablón de anuncios de Scherzo
Hemeroteca Scherzo
Premios Internacionales de Música Clásica
Ciclo de grandes intérpretes
Ciclo de jóvenes intérpretes
Fundación Scherzo
Enlaces de Internet de Scherzo
Siguenos en Facebook
Siguenos en Twiter